Ahora en Radio MLN

play_circle_filled

Análisis: Dr. Mario (NES, 1990)

El clásico juego de puzle donde Mario debuta como médico recibe un análisis a fondo en Mi lado Nintendo.

Imagínense la escena: en cierto país ocurre una desgracia tremenda: en un laboratorio, durante un experimento, algo sale mal, y tres peligrosos virus se escapan sin control. La situación es grave y a población corre un gran peligro. ¿A quién acudirán por ayuda? ¿A científicos de renombre? No; en este país las epidemias las soluciona un fontanero.

Vamos, que yo no le confiaría el control de unos virus mortales a un plomero, pero la verdad es que Dr. Mario, el juego que hoy analizaré, se trata de eso. Vamos a echarle un vistazo a este juegazo, uno de mis grandes favoritos.

Generalidades

Dr. Mario fue desarrollado y distribuido por Nintendo en 1990 para la consola que la llevaba en aquel tiempo, la NES. Su lanzamiento ocurrió primero en Japón, en julio de 1990. Luego llegó a Estados Unidos, en octubre de ese mismo año, y finalmente a Europa, justo un año después de su estreno nipón. Es un juego de lógica al estilo Tetris, que permite un máximo de dos jugadores simultáneos. Nuestro objetivo es eliminar cierta cantidad de virus mediante la aplicación de unas cápsulas de vitaminas que el Dr. Mario lanza dentro de una botella, botella donde estos virus se encuentran bailando muy alegres y despreocupados.

Conocí este juego hace incontables años (no recuerdo bien, pero creo que fue… no sé, pero antes de… o parece que fue después… en fin, por ahí) a través de un amigo a quien le habían comprado una clónica de NES con un cartucho en memoria con mil millones de juegos (sí, mil millones. Escribí y leíste bien) y con un menú que traía de fondo el tema Melodía desencadenada. Allí, en ese extraño cartucho, conocí a Dr. Mario. Creo que todo esto ocurrió cerca de 1996.

Historia

Como su nombre lo indica -y como adelantábamos en la introducción- en esta oportunidad Mario toma el papel de un médico encargado de eliminar una plaga de virus que amenaza la seguridad del Reino Hongo. Pero no es que por falta de médicos hayan tenido que llamar a un plomero, sino que, aparte de ser un profesional de las tuberías, Mario es un gran doctor… y la Princesa Toadstool, una gran enfermera. He aquí la historia traducida directamente desde el manual del juego (que bajé de Internet, porque no lo tengo) y relatada por Mario:

¡Hola a todos! Soy Mario. ¿Cómo va todo? Durante los últimos años, he estado involucrado en algunas aventuras muy emocionantes. Ahora, aunque no lo crean, trabajo en el laboratorio de investigación de virus en el Hospital del Reino Hongo. Hoy estoy a punto de comenzar con mi investigación como de costumbre.

– ¡Dr. Mario, ha ocurrido algo terrible!
– ¿Qué anda mal, enfermera Toadstool?
– Uno de los experimentos se ha salido de control. ¡Los virus se esparcen muy rápido!
– ¡Oh no! ¡Tenemos que hacer algo! Yo acabo de desarrollar una nueva vitamina que debería ser capaz de encargarse de esto. De verdad espero que esta cosa funcione.

Como ven, la historia no es para nada compleja ni muy elaborada, pero eso no le quita diversión al juego en absoluto. Veamos ahora cómo se juega a Dr. Mario.

Empezando…

Al encender el Nintendo con Dr. Mario en su interior, aparecerá esta pantalla de inicio, con el fontanero vestido de médico -uno de los pocos juegos donde no trae puesta su típica jardinera- y más rubio de lo normal (siempre lo asemejé al Profesor Rossa); y con un virus muy divertido bailando al compás de un swing muy pegadizo. Es una pantalla muy colorida, donde podremos elegir si vamos a jugar solo o con otro ser.

Luego de esta pantalla de bienvenida, encontramos las opciones del juego, donde podemos configurar tres facetas de la partida: la cantidad de virus a eliminar (Virus level), la velocidad (Speed) y la música que sonará de fondo mientras jugamos (Music type).

Virus level. La cantidad de virus se divide en veintiún niveles (de 0 a 20), donde el nivel 0 tiene cuatro virus, y el 20, ochenta y cuatro. Cada nivel suma cuatro virus al anterior.

Speed. Esta opción te permite configurar la velocidad a la que caen las cápsulas que Mario lanza dentro de la botella, la que puede ser baja (Low), media (Med) y alta (Hi). De más está decir que mientras mayor es la velocidad, más interesante se pone el juego.

Music type. Finalmente, llega la opción donde puedes decidir si jugarás escuchando alguno de los temas disponibles para oír (Fever y Chill), o si vas a jugar sin música (Off).

En el modo de dos jugadores, cada uno puede elegir su propia configuración de manera independiente uno de otro, exceptuando la música, obviamente.

Dinámica de Dr. Mario

Como adelantábamos un poco más arriba, el juego se basa en la misión del Dr. Mario de acabar a los nefastos virus que se hallan dentro de la botella. Cada virus es de un color diferente, que puede ser rojo, amarillo o celeste. De esta manera, Mario nos irá pasando diferentes cápsulas que combinan dichos colores para que las vayamos agrupando y así eliminar a todos estos peligrosos bicharracos.

Cuando formamos una fila o columna de cuatro o más piezas de un color, dicho grupo de piezas desaparece. Y si dentro de esas piezas hay un virus, pues mucho mejor. Y así continuamos hasta acabar con todos los enemigos de la salud. Qué fácil, ¿no?

Pues no, no es tan fácil. Sobre todo porque Mario no es tan buen médico como quiere hacernos creer. Y esto lo digo porque no siempre nos lanza las cápsulas que necesitamos. En muchas ocasiones ocurrirá que Mario envía cápsulas de cualquier color, menos del que necesitamos. Y a veces eso nos puede costar caro.

Para entender bien cómo eliminar un virus, en la imagen adjunta podemos ver un ejemplo básico de cómo hacerlo. En este caso, es un virus celeste, a quien siempre le encontré un parecido a Ludwig von Koopa. En el primer paso, el maquiavélico ser no se da cuenta del peligro que se le acerca desde arriba. Recién en el segundo paso nota que algo anda mal (noten su cara de tristeza). Y antes que se percate de que la cosa es peor de lo que cree, para el tercer paso ya es historia.

Los controles del juego son simples, como en todos los juegos de NES: con el botón A haces girar las cápsulas en el sentido de las agujas del reloj, y con el B, hacia el otro lado. La cruceta del mando sirve para mover las cápsulas hacia los lados y para bajarlas más rápido. Con estos pocos pero eficaces movimientos debemos ayudar al Dr. Mario a cumplir con su misión. Además, con una pizca de ingenio y práctica, podremos realizar movimientos complejos para eliminar virus de distintos colores de manera simultánea.

En la modalidad de dos jugadores, aparecen dos botellas en pantalla, una al lado de la otra. Se va la lupa que nos muestra a los virus y también se va Mario. Cada vez que un jugador elimina todos los virus de su botella antes que el otro, recibe una corona. Y gana la partida el primero que consigue tres coronas.

Gráficos

El apartado gráfico del juego es bastante bueno, considerando que un juego del tipo Tetris no necesita mucho en el aspecto visual. Aún así, vemos en el juego a un Mario muy bien hecho, con muchos más detalles que en los demás de sus juegos para esta consola.

Además, aparte de ver a los virus dentro de su habitáculo transparente (el cual tiene un efecto de vidrio muy bien logrado), también los podemos ver a través de una lupa en la parte inferior izquierda de la pantalla. Y aunque no era necesario, se agradece, pues son muy simpáticos y también están bien hechitos.

El fondo a cuadros cambia de color según la velocidad a la que estemos jugando. Si elegimos la velocidad baja, el fondo será a cuadros negros y verdes. Si es media, los cuadrados serán negros y púrpura. Y si la velocidad es la máxima, el fondo será negro y gris. Todas estas combinaciones de colores son agradables a la vista.

Música y efectos de sonido

La música -y supongo que también los efectos de sonido- es obra de don Hirokazu Tanaka, un reconocido compositor japonés. Participó en la elaboración de varias bandas sonoras para juegos de NES, como Balloon Fight y Wrecking Crew, pero creo que en Dr. Mario su trabajo es más que notable: es sublime.

Apenas comienza el juego nos encontramos con un swing muy entretenido, para nada repetitivo y fácil de memorizar, de manera que es imposible de confundir. Podemos estar un buen rato escuchando este tema y no nos aburriremos… pero el mejor tema aún no llega.

El tema del menú es lo suficientemente bueno. Nada impresionante, pero cumple su cometido. No es necesario hacer una sinfonía para una sección del juego en la que uno no se detiene ni treinta segundos.

Y pasamos a los temas principales de la banda sonora de Dr. Mario. El primer tema, llamado Fever (Fiebre), es ágil, muy divertido y, según mi parecer, con algunos parecidos melódicos al tema Athletic de Super Mario Bros. 3. Es el tema que mi mamá escoge cada vez que juega Dr. Mario, y en algunos trozos puede oírse algo como si fueran los virus riéndose… o por lo menos eso me parece a mí.

Pero Chill, el segundo tema seleccionable (que traducido sería algo como Escalofrío) es el que se lleva el premio mayor. Es un temazo, con todas sus letras. Jazz puro, con una línea de bajo que realmente da escalofríos por lo bien hecha que está. Es un tema un tanto oscuro, nocturno, y que te hace meterte en el juego de un modo único. Y qué decir del solo de trompeta… ¡magnífico! Es increíble lo que este señor Tanaka pudo hacer con tantas limitaciones técnicas. Realmente un tema genial.

Y hablando de el ámbito técnico, en Dr. Mario se utiliza el quinto canal de sonido del NES, el DMC. Gracias a esto, la batería suena un poco más real que en los juegos más antiguos de Nintendo, ya que este canal permite reproducir muestras de sonidos pregrabadas en vez de sonido sintetizado sobre la marcha. ¿Qué les parece?

También hay que mencionar los temas que suenan cuando pasas de nivel y cuando pierdes, ambos con finales muy chistosos. Asimismo, me olvidaba de otro excelente tema (que encuentro parecido al tema principal de SMB3), y es el que suena cuando ganas las tres coronas en una partida de dos jugadores. Es un tema con un ritmo muy bueno y de gran calidad musical. Además, hay un tema que suena cuando pasas cierta cantidad de niveles, el cual es más lento que los demás, pero no por eso es malo. Y está el tema final, que nunca he escuchado en el juego, pues jamás lo he “dado vuelta”. No tengo nada que decir sobre él, lo siento.

Cuatro de estos temas musicales que he comentado, los puedes escuchar en la sección Música Nintendo, en la barra lateral del blog[1].

Los efectos de sonido están bien logrados, como el de un virus retorciéndose en el suelo de dolor, o cuando desaparecen todos los de un color, o el sonido que da la impresión de que los virus se ríen de ti cuando pierdes… Todo muy bien hecho, pues logra que la experiencia del jugador sea agradable.

Puntaje

Gráficos: Me gustan los gráficos, son ideales para el juego. Pero el bigote de Mario es negro, no café.

Sonido y música: Excelente banda sonora, de lujo, genial. Efectos de sonido simpáticos y bien logrados.

Jugabilidad: El control es preciso y simple. Si te equivocas, es culpa tuya.

Entretención: Es todo un desafío jugar Dr. Mario, y la dificultad aumenta a medida que se avanza en el juego. Y si le agregamos un modo de juego para dos jugadores, pues entonces la diversión se multiplica.

General: Desde que conocí a Dr. Mario, ha sido uno de mis favoritos de NES. Yo sabía que no me arrepentiría de comprarlo, así que si te gustan los juegos de puzle y lógica, definitivamente te lo recomiendo.

Palabras finales

Hay quienes dicen que Dr. Mario es un Tetris al que le metieron el fontanero simplemente para vender, pero eso no es verdad. Es cierto que Nintendo aprovechó la fama de Mario en este juego, pero no se puede negar que es una variante del Tetris muy interesante y que el trabajo final es una obra maestra.

A casi diecinueve años de su lanzamiento, este juegazo se ha convertido en un clásico por derecho propio. Y cada vez que juegue Dr. Mario en mi NES, sé que más adelante volveré a hacerlo, pues todo esto que he escrito en mi análisis se encargará de que así sea.

"Música Nintendo" era el nombre que recibía lo que finalmente se convirtió en la "Radio MLN".

Cerrar

URL corta: http://bit.ly/1IUKFuA  

URL corta copiada al portapapeles, lista para ser compartida 😁

Vale

Serie:
« Anterior Siguiente »

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. Panchito dice:

    Mira el colorín: está muy bueno tu artículo del Doctor Mario. Me di cuenta que también hablaste de las “cositas” que lanza Mario a la botella. Genial este juego y yo también recomiendo que lo jueguen. Saludos y nos vemos en mi blog!

  2. retropia dice:

    Anda que no era bueno ni nada este juego, aunque yo le di más caña a la versión Game Boy, llegue a pasarme todos los niveles

  3. Cristián dice:

    Un clásico entre los clásicos…. no por nada se re-editó para SNES… podrías hacer algun breve comentario del tema “Chill” para SNES?

  4. Andalbor dice:

    A Panchito: Es imposible olvidar las “cositas” que lanza Mario en este juego, jajaja…

    A Retropia: Pasarse todos los niveles en Dr. Mario es una hazaña, sin importar qué versión sea xD Pero no me quedó claro si el juego te gusta o no :-S

    A Cristián: Bueno, el tema Chill para SNES no es tan bueno como el original. Aumentaron el ritmo, cambiaron un poco la línea de bajo y le dieron más agilidad, pero donde se cayeron fue al tocar el solo de trompeta. Realmente fue una mala idea sacarle el eco y meter ese sonido raro en la parte final… No le llega ni a los talones a la versión de NES, y eso que tecnología les sobraba para hacer una realmente genial.

    Gracias a todos por sus comentarios 🙂

  5. Victor dice:

    si señor, juegazo. Unas viciadas increíbles me pegaba con el dr. Mario… entre este, el Super Mario Bros 3 y el Kid Icarus aún no logro entender como no se me quemó la NES 😉

  6. Andalbor dice:

    Hola, Victor, tanto tiempo 🙂 Gracias por comentar mi análisis. El “Mario 3” es sin duda otro de los grandes de NES, pero nunca he jugado al Kid Icarus :-s A ver si lo bajo para ver qué tal es, he sabido que es muy bueno.

    Saludos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Eres humano? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Radio MLN

Selecciona una de las siguientes plataformas para escuchar la Radio MLN.