20 juegos de Famicom que no salieron de Japón – Parte II

Segunda parte de esta serie de artículos donde repasamos 20 juegos de Famicom que lamentablemente no fueron lanzados para NES. Hoy veremos los últimos 10.

BIEN, bien, creo que de a poco iré retomando el ritmo en el blog. Mi último artículo fue más bien corto, así que ahora se viene uno con más contenido. Se trata de la segunda parte de la serie donde analizamos 20 juegos de Famicom que no tuvieron su versión en la NES. En esta entrega revisaremos los últimos 10 juegos que quedaron pendientes de la primera parte, la cual pueden leer aquí. Veamos con qué joyitas nos encontramos ahora.

11. TwinBee (Konami, 1986)

Pantalla de inicio de TwinBeeEste es un clásico para quienes gustamos de juegos de la era de los 8 bits. TwinBee es un juego de naves bien peculiar. No me sé la historia -y tampoco sé si tenga una-, pero la idea es ir en tu nave y dispararle a todo lo que se mueve… incluyendo a las nubes. Sí, porque al hacer esto, desde dentro de las nubes saldrán… ¡campanas! Y al dispararle a las campanas varias veces, estas cambiarán de color, dándole a tu nave un poder especial según el color que tengan. Ya decía yo que TwinBee es un juego peculiar…

Pero por si esto fuera poco, tu nave tampoco es de las más comunes, claro que no. Y es que esta, en vez de tener alas normales, tiene brazos. Y con ellos podrás lanzar bombas a tus enemigos que estén en el suelo, los cuales son unas alcachofas cafés que, al ser disparadas… ¡se convierten en manzanas! Y aparte de todo esto, entre los enemigos a los que te enfrentas he visto los siguientes: platos, tenedores, cuchillos, frutillas, cebollas, elefantes voladores (?), cosas que parecen tapas de inodoros (?)… en fin, una serie de elementos sin conexión alguna. TwinBee… un juego más que peculiar.

Se puede jugar en solitario o acompañado de algún amigo o familiar. Al jugar de a dos, las naves se toman de las manos para aumentar su poder destructivo. Muy original todo este jueguito llamado TwinBee, del cual les dejo un video para que puedan conocerlo mejor, si es que no lo conocen.

Un video del clásico y muy original TwinBee.

12. Super Arabian (Sun Soft, 1985)

Pantalla de inicio de Super Arabian, de FamicomAhora viajamos al Medio Oriente a visitar a un árabe que, aunque lo parezca, no es cualquier árabe. Se trata del súper árabe, quien protagoniza esta extraña aventura llamada Super Arabian. Momentos antes de ponerme a escribir esta breve reseña, estuve buscando videos sobre este juego y también jugándolo, y creo que, en realidad, no es una joyita, ya que Super Arabian no destaca en nada: es monótono, simplón, de malos gráficos y pésima música, pero créanme: la nostalgia es más poderosa que todos esos defectos. ¡Adelante!

En Super Arabian tomamos el rol de un súper árabe que tiene como objetivo… ¿rescatar a una princesa? ¿Devolver la paz a un reino en turbulencias? ¿Encontrar un tesoro perdido? No; el súper árabe no se anda con niñerías. Su misión es recolectar jarros árabes con variadas letras que, extrañamente, son del alfabeto latino, a la vez que acaba a patada limpia con una plaga de molestos cuervos y unas masas rosadas que quizás sean gusanos gigantes. Sin duda, una misión bastante importante.

Pero no todo es tan fácil. Ustedes saben que los árabes escriben de derecha a izquierda, ¿cierto? Pues para que el juego sea aún más realista en este sentido, se ha acomodado a la cultura árabe, por lo que los botones A y B tienen sus funciones invertidas. Es decir, al revés que en el estándar, para saltar se apreta B y para patear, A. Cosas de los árabes, qué le vamos a hacer…

Podría mencionar que para ganar un bonus al final de cada etapa, el súper árabe debe recolectar los jarrones en cierto orden indicado en la parte superior derecha de la pantalla, para formar una palabra que tiene que ver con un tema asignado en el primer nivel de cada parte del juego[1], o también que si te demoras mucho en pasar un nivel, desde dentro de un jarrón aparecerá un genio rojo para atacarte por demorón, pero creo que no lo haré.

A continuación les dejo un video donde podrán ver a Super Arabian en plena acción.

Aquí pueden ver a Super Arabian en plena acción.

13. Sky Destroyer (Taito Corporation, 1985)

En este sencillo pero adictivo juego Sky Destroyer manejamos un avión japonés de la Segunda Guerra Mundial, y el objetivo es, obviamente, eliminar tantos enemigos como sea posible. Para eso contamos municiones y torpedos en grandes cantidades… mmm… digamos que infinitas. Ya saben: ante un ejército enemigo infinito, requerimos municiones infinitas. Nos atacan aviones, submarinos y barcos y, al final de cada etapa, nos enfrentaremos a una cosa que se mueve de un lado a otro en una isla, y que nos dispara. Y así como las municiones, el juego también es infinito.

Los controles del juego son sencillísimos, aunque pudieran resultar confusos para los que estén acostumbrados a jugar videojuegos de aviones o por el estilo. Esto lo digo porque para hacer que el avión suba, debemos presionar la cruceta hacia arriba, y para bajarlo, hacia abajo, contrariamente a los estándares. Sin embargo, pese a ello, el juego se hace querer. Los botones de disparo son: A para la ametralladora, y B para lanzar torpedos al agua.

Tengo la teoría de que este juego se basa en el ataque a Pearl Harbor, pero no he encontrado pruebas suficientes como para comprobarlo, aunque tampoco lo descarto del todo. ¿Qué creen ustedes?

Finalmente, he aquí un breve video que hice hace un par de años, mientras jugaba Sky Destroyer en mi computador (ya verán que no soy tan bueno, jajaja).

Yo, jugando Sky Destroyer en mi PC.

14. B-Wings (Data East, 1986)

Portada de B-Wings, de FamicomAhora pasamos a revisar un juego que quizás no sea tan conocido como otros, y tal vez tampoco sea muy bueno (sobre todo en cuanto a gráficos), pero creo que sí es una joyita que la NES se perdió. Estamos hablando del atípico matamarcianos B-Wings.

¿Por qué digo que B-Wings es atípico? Primero, porque contamos con la opción de elegir el arma que usará nuestra nave, la cual se ensambla a ella al principio del juego (y cada vez que perdemos una vida). Cada arma tiene su particularidad: hay algunas que generan un campo protector alrededor de tu nave, mientras que otras disparan en todas direcciones, dando un mayor poder destructivo.

Debo reconocer que no he jugado mucho a B-Wings, pero le tengo cariño porque hay un recuerdo de mi niñez asociado a este juego: hace años, un día que fuimos mi papá y yo a una tienda a comprar una pistola para nuestra Famiclon, mientras él conversaba con el vendedor, me puse a probar una consola pirata que estaba ahí en exhibición. Ahí conocí, junto a The Legend of Kage, este entretenido B-Wings. Así que, nuevamente, la nostalgia me dicta lo que debo escribir en el blog, jejeje.

Aquí les dejo un video de este jueguecillo, y por favor, fíjense en la música (desde el minuto 0:56). Qué temazo. Pocos juegos pueden ostentar una banda sonora tan genial. Y hablo en serio.

Unos minutos de B-Wings para que lo conozcan o lo recuerden. ¡Fíjense en la música! 😉

15. Binary Land (Hudson Soft, 1985)

Portada de Binary Land, de FamicomLlegamos a la joyita nipona número quince: Binary Land. En este juego, la idea es hacer que una pareja de pingüinos, el señor Gurin (verde) y la señora Malon (rosada), llegue desde el fondo de la pantalla hasta la parte de arriba para que puedan estar juntos y ser felices. Dado el argumento, debo reconocer que en un principio me negaba a jugar Binary Land por considerarlo un juego para niñitas, pero lo cierto es que de eso no tiene nada.

El juego es muy desafiante y retador (sobre todo en los niveles más avanzados), y es que no es fácil manejar a Gurin y Malon a través de los muchos laberintos llenos de arañas gigantes. Esto porque el pingüino principal (que puede ser Gurin o Malon, según elijas al principio) se mueve según los controles, pero el secundario se mueve como si se tratara de un espejo: si te mueves a la derecha, el otro pingüino lo hará a la izquierda, y viceversa. Y ya que los laberintos no son simétricos, a veces Gurin quedará atascado, pero Malon podrá seguir moviéndose. De esa forma debes armar el camino para que ambos pingüinos lleguen arriba y toquen un corazón enjaulado… al mismo tiempo, llegando cada uno por un costado de la jaula. Las arañas y sus telarañas, llamas de fuego y unos pajarracos traviesos harán que esta labor sea más difícil aún. Créanme, Binary Land tiene la pura fachada de juego de niñitas.

Olvidaba mencionar que los pingüinos usan pistolas de rayos para acabar con las arañas y sus telarañas, y que existen fases bonus 😉 Ahora les dejo un video para que vean cómo se juega Binary Land.

Así se juega Binary Land, un juego que vale la pena probar.

16. Challenger (Hudson Soft, 1985)

Pantalla de título de Challenger, de FamicomSeguimos revisando juegos de Hudson Soft, y el turno ahora es de Challenger, un juego que, aunque no lo he jugado mucho, sí sé que tiene bastantes dosis de reto y de diversión, y también sé que es muy conocido, así que se merece un lugar en este listado.

En Challenger tomamos el rol de un arqueólogo al más puro estilo de Indiana Jones, quien tiene que rescatar a una princesa de las manos de un malvado hombre que la ha raptado. Alguien se preguntará por qué un arqueólogo anda salvando princesas, pero me ha tocado ver fontaneros haciendo lo mismo, así que no debería tener nada extraño, ¿no? Jejeje… Así que teniendo en mente ese objetivo, vamos por diferentes niveles, muy variados, manejando a Challenger, el arqueólogo, con controles invertidos, tal como en Super Arabian. Creo que para aquella época aún no se ponían de acuerdo en lo que cada botón debería hacer…

Les dejo un video para que puedan ver cómo es este Challenger:

Vean a un arqueólogo valiente en esta aventura llamada Challenger.

17. Mappy (Namco, 1984)

Pantalla de inicio de Mappy, de FamicomY ahora pasamos a uno de los juegos que más me ha divertido por años. Hablo del gracioso y ágil Mappy. Este juego, lanzado originalmente para máquinas arcade, trata de un ratón policía llamado tal como el juego, Mappy, que entra a una mansión en busca de objetos robados por una banda de gatitos malhechores, dirigidos por uno bien grande y chistoso.

Como ven, en este juego el ratón persigue a los gatos, algo que no es muy común. Además, otra cosa extraña de este juego es que la mansión está llena de camas elásticas. Y obviamente, para no perder tal oportunidad de diversión, los personajes aprovechan de pasarlo bien saltando por todos lados. Creo que el que mejor lo pasa es el gato jefe de la banda. Solo hay que ver cómo se mueve cuando salta. Parece que baila samba, jajaja…

Claro que no todo es entretención, pues Mappy puede usar las puertas de la mansión para golpear a los ladrones y dejarlos pegados en las paredes. Por otra parte, si el ratón policía salta demasiadas veces seguidas sobre una de las camas, esta se rompe, haciendo que también se rompa el cuello de Mappy. ¡Ouch!

Bien, como ya imaginan, aquí les dejo un video para que vean el entretenido Mappy. Pero antes, y solo para que se rían de mí, les diré que por mucho tiempo pensé que el policía era un gato, que los gatos rosados eran ratones, y que el gato gordo era un perro. Jajaja… nada que ver.

Mappy… la mafia gatuna contra un ratón policía.

18. Nuts & Milk (Hudson Soft, 1984)

Pantalla de título de Nuts and Milk, de FamicomAhora pasamos a un juego bien especial llamado Nuts & Milk, que traducido es Nueces y Leche. Aparte de ser especial por su nombre, y porque no salió de Japón (obviamente), este fue el primer juego desarrollado por un tercero para una consola Nintendo. Así que cuando les pregunten en un examen cuál fue el primer juego de un tercero en una consola Nintendo, les irá bien gracias a mí 😛

La historia del juego es la siguiente: Milk, una masa rosada con patas que parecen ruedas, debe recolectar todas las frutas que aparecen en pantalla en cada nivel, siempre tratando de esquivar a Nuts, su antagonista, una masa verde de características similares a las de Milk. Pero no las recolecta porque le guste comer sano, sino porque las frutas tienen el poder para hacer que su anónima amada se asome a la ventana de su casa, y así puedan reencontrarse una y otra y otra vez… hasta el final del juego. Nuts, al parecer, lucha contra Milk por el amor de la masita anónima, pero la idea es que gane Milk, ya que si no es así, aparece un lindo Game Over.

Como dato curioso, hasta antes de investigar para escribir este artículo, solía pensar que Nuts era la masa rosada y Milk era la masita sin nombre que se asoma por la ventana, pero sorpresivamente no es así 😛 Ahora sí, les dejo un video:

Duelo de masas con ruedas en Nuts & Milk.

19. Gyrodine (Taito, 1985)

Pantalla de título de Gyrodine, de Famicom.Gyrodine, que en algunos cartuchos piratas aparece listado como Gyrooine (cosas de chinos con problemas a la vista), es un juego en donde manejamos un helicóptero que va derribando tanto helicópteros como aviones. Además, nos enfrentaremos a baterías antiaéreas que intentarán echarnos a tierra. El juego no tiene niveles ni jefes ni nada por el estilo. Simplemente avanzamos e intentamos llegar lo más lejos que podamos antes de perder todas nuestras vidas.

Los controles del juego son los siguientes: con la cruceta movemos el helicóptero en las ocho direcciones posibles, con el botón B disparamos hacia el frente, contra objetivos aéreos, y con el A, hacia abajo, contra objetivos en tierra. Este último tipo de disparo tiene mucho menor alcance que el primero, así que, aunque se puede derribar aviones o helicópteros con el botón A, hay que hacerlo a una distancia muy corta, lo cual es bastante arriesgado.

Un punto interesante de este juego es que podemos lanzar misiles teledirigidos contra enemigos en tierra. Esto se logra presionando los botones A y B al mismo tiempo. A veces no son muy precisos, pero cuando se lanzan a buena distancia, son sumamente útiles. Lo último sobre Gyrodine: parece que la misión del helicóptero es rescatar prisioneros de guerra o algo así, ya que de vez en cuando se ven en el suelo cosas parecidas a personas moviendo los brazos, los cuales puedes recoger al pasar sobre ellos.

A continuación les dejo el video de rigor:

Dos minutos y un poco más de Gyrodine.

20. Quarth (Konami, 1990)

Pantalla de inicio de Quarth, de FamicomY para terminar el listado, les traigo este muy buen juego de puzzle llamado Quarth, con el cual Konami nos deleita. Aquí manejamos algo parecido a una nave que, a medida que va avanzando, debe ir haciendo desaparecer rectángulos incompletos y así pueda llegar a destino. Suena un poco extraño, pero es la mejor descripción que se me ocurre para este particular juego, jeje…

Quizás a alguien le parezca que Quarth es un Tetris patas arriba, y déjenme decirle a esa persona que tiene algo de razón. La idea aquí es ir disparando, ya sea con el botón A o el B, a un montón de figuras que vienen cayendo desde la parte de arriba de la pantalla (aunque, en realidad, somos nosotros en nuestra nave quienes vamos hacia arriba), de manera de ir formando paralelogramos rectángulos con cada cuadradito que lanzamos. Así, cuando formamos un paralelogramo de esos, este desaparece y podemos seguir avanzando.

De todas maneras, por si todo esto que escribí fue un puro enredo, con el video que les dejo a continuación les quedará todo más claro, jejeje… Pero antes del video, quiero contarles que conocí este juego mediante… ya saben, un cartucho pirata, que presentaba el juego con el nombre de… sí, Quarth. Esta vez estaba correctamente escrito. Ahora sí, el video:

Quarth es un muy buen juego de puzzle. Totalmente recomendable 🙂

Y de esta manera terminamos esta serie de 20 juegos de Famicom que no llegaron a América ni Europa ni ninguna otra parte… por lo menos no de manera oficial. Ya saben ustedes que nuestros amigos orientales son muy bondadosos y no quisieron dejarnos a nosotros sin poder conocer estas joyitas.

Espero que este artículo y el anterior hayan sido de vuestro agrado. Espero, asimismo, que la Tercera Temporada remonte el vuelo en un futuro no tan lejano (ojalá). Y espero, también, sus comentarios para que conversemos sobre estos jueguitos. ¡Hasta la próxima, nintenderos!

Por ejemplo, en la primera parte del juego, en el primer nivel, la palabra a juntar es ANIMAL, y en los siguientes tres niveles, las palabras son HORSE, RABBIT y MONKEY.

Cerrar

URL corta: http://bit.ly/1KFS2zR  

URL corta copiada al portapapeles, lista para ser compartida 😁

Vale

Serie: 20 juegos de Famicom que no salieron de Japón
« Anterior Siguiente »

También te podría gustar...

10 Respuestas

  1. Edwin Osorio dice:

    MUY BUEN DOCUMENTAL! FELICITACIONES!

  2. Andalbor dice:

    Muchas gracias, Edwin, y bienvenido a Mi lado Nintendo 😀 Espero que le eches un vistazo a los artículos más antiguos mientras van llegando los nuevos, para que no te aburras del blog tan pronto, jejeje…

    ¡Saludos!

  3. e.e Creo que todos esos juegos los conoci en cartucho pirata 9999 en 1, cuando lo compre me costo como 9 dolares Americanos, a saber cuanto sera en peso chileno….

  4. Andalbor dice:

    Hola, Alan, bienvenido al blog. Creo que la historia de conocer estos juegos en consolas pirata es común a muchos de nosotros xD

    Dicho sea de paso, el cartucho que mencionaste costó unos $4.500 chilenos 😉

  5. No salieron de Japon?

    Yo los jugue todos en mi NES gracias a los cartuchos multiroms…

    Como disfrutaba del Quarth

  6. Andalbor dice:

    Pues ahí tienes una razón para agradecer a los chinos: nos permitieron jugar en aquellos años a estas joyitas niponas 🙂

    Quarth es un juego muy entretenido, aunque ese lo conocí hace mucho menos tiempo que la mayoría de los que menciono aquí 🙂

  7. jonnyxdoc dice:

    Gracias, cartuchos de chorrocientos juegos en uno, por permitirme conocer algunos de estos juegos. Una vez descubrí el B-Wings en uno de estos cartuchos, y me quedé pegado 🙂 También vi de pasada en un arcade,hace muchos años, un shooter que tenía como powerup una figura geométrica que parpadeaba con la letra “E”. Años después, vi que ese juego era el Darwin 4078. Luego veo imágenes del B-Wings, y a ambos juegos los veo tremendamente parecidos. Y finalmente veo quién los hizo… ambos juegos los hizo Data East 🙂

    • Andalbor dice:

      Tienes razón, vi un video de Darwin 4078 y tiene bastantes similitudes con B-Wings, aunque me parece que este último sale ganando en cuanto a jugabilidad y, sobre todo, a música. Creo que B-Wings tiene una de los mejores temas principales que un videojuego puede tener 🙂

      Por si te interesa, hace unos meses hice un remix del tema principal de B-Wings. Te dejo el enlace: http://bit.ly/1JrMoAr 😀

      • jonnyxdoc dice:

        Està muy weeeeno el remix, usas soundfonts, VSTIs, o instrumentos tipo Kontakt, Gigastudio o algo por el estilo? O también un teclado workstation…

        Y la música del B-Wings era una de las pocas cosas que en esa época era mejor que la música de su homólogo del arcade, que al escuchar esta última… era bien… monótona.

        • Andalbor dice:

          Muchas gracias 🙂 Uso un programa llamado Open MPT, que en sus inicios se llamó ModPlug Tracker. El programa es bueno, aunque, en realidad, lo que más cuenta al final es la calidad de los samples que uno se consigue. En el caso del remix de B-Wings, usé unas soundfonts que tengo hace años, y que son buenísimas 😀

          Vi en YouTube la versión arcade de B-Wings… y “monótona” es la mejor palabra para describir su “banda sonora”, jajajaa 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Eres humano? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Radio MLN

Selecciona una de las siguientes plataformas para escuchar la Radio MLN.