Cómo jugar juegos de Super Famicom en tu Super Nintendo

¿De verdad se puede? ¿Habrá que conseguirse un adaptador especial? Esas preguntas las contesto en este artículo.

HOLA, amigos. Creo que hoy, por primera y quizás única vez, escribiré en Mi lado Nintendo un artículo útil. Es decir, que luego de que usted, estimado lector, concluya esta lectura, muy probablemente su caudal de conocimiento videojueguil se vea incrementado, aunque solo sea un poquito, pero en algo que de verdad le puede servir. Espero que este sea vuestro caso.

El tema que voy a tratar hoy es el siguiente: ¿se puede jugar con cartuchos de Super Famicom en un Super Nintendo americano? ¿Por qué no se puede jugar de buenas a primeras con un juego japonés en un Super Nintendo simplemente poniendo el cartucho en la consola? La respuesta rápida es que sí, se puede, pero no de forma tan inmediata como con nuestros juegos y consola de siempre, ya que hay un pequeño inconveniente que debemos salvar antes de poder ponernos a jugar.

Identificando el problema

Lo primero que hay que tener claro es que el problema no radica en el formato de televisión, ya que tanto en Japón como en América usamos el NTSC. Por eso, este artículo va dirigido a los usuarios de Super Nintendo de América y otras zonas del mundo donde se use NTSC, por lo que, lamentablemente, nada de lo que se indique aquí le servirá a mis amigos de España y otras zonas de Europa, pues allá se utiliza el formato PAL.

Entonces, si no hay problema con el formato de televisión, ¿por qué no se puede jugar de buenas a primeras con un juego japonés en un Super Nintendo simplemente poniendo el cartucho en la consola? Sencillamente, porque el cartucho japonés no entra en un Super Nintendo americano 🙂

En serio: eso es todo el problema 😉

Esto ocurre porque en la ranura donde se colocan los juegos, el Super Nintendo tiene dos pequeñas piezas de plástico que encajan con unas muescas que tienen los cartuchos. En cambio, ni el Super Famicom ni sus cartuchos tienen nada de eso. O sea, es un simple asunto de la forma que tiene el exterior de los cartuchos. Ya les decía yo que era un pequeño inconveniente, ¿no?

Solucionando el problema

Para lograr jugar con tus juegos de Super Famicom en tu Super Nintendo, puedes elegir entre estas tres opciones:

  • Utilizar un adaptador Super Famicom/Super Nintendo
  • Modificar la consola para que acepte cartuchos japoneses
  • Modificar los cartuchos para que entren en la consola americana

Ahora voy a explicar brevemente en qué consiste cada una de estas alternativas, de manera que puedas decidir qué hacer cuando llegue a tus manos un juego de Super Famicom.

Utilizar un adaptador

Esta puede ser la opción más simple y sencilla que hay, pero no por eso es la más fácil de realizar. No es que el adaptador sea muy complicado de utilizar, sino que es muy difícil de encontrar. Pero si ya lo tienes o te lo puedes conseguir, ¡excelente! Como ves en las siguientes imágenes, es cosa solamente de poner el juego de Super Famicom en el adaptador y luego este en tu Super Nintendo, ¡y listo!

adaptador-super-famicom-a-super-nintendo-00

adaptador-super-famicom-a-super-nintendo-01

Ahora bien, como lo más probable es que no tengas un adaptador como este y no puedas conseguirlo, seguimos con las siguientes opciones.

Modificar la consola

Si te asusta la idea de meterle mano a tu preciado Super Nintendo, no te preocupes: la modificación no es para nada invasiva, y a simple vista ni se nota, así que estéticamente tu consola no se verá afectada. La idea es quitar las piezas plásticas que encajan con las muescas para que así el cartucho de Super Famicom pueda entrar libremente. Esto se puede hacer de varias formas, y cada uno encontrará una que le parezca mejor. Hay quienes usan alicates; otros preferirán quitarlos con una pequeña sierra de mano; otros, con un cuchillo caliente. La decisión es tuya, solo importa que al final del proceso la ranura de cartuchos luzca más o menos así:

ranura-super-nintendo-modificada-para-super-famicom

Debes tener mucho cuidado de no pasar a llevar la tapa de la ranura, para que tu consola luzca siempre inmaculada. Ahora bien, si tu Super Nintendo es demasiado lindo y no quieres cercenarlo, aquí está la tercera opción.

Modificar los cartuchos

La tercera opción consta en tomar tus cartuchos de Super Famicom y hacerles las muescas necesarias para que entren en tu Super Nintendo. Tal vez esto sea un tanto complicado, dado que en el lugar donde hay que hacer las muescas se encuentran los tornillos del cartuho, por lo que hay que hacerlo con mucho cuidado. ¿Herramientas? Pues las mismas que en el caso anterior, aunque en realidad puede ser cualquier objeto con el que puedas raspar plástico fácilmente. El resultado deseado se muestra en las siguientes imágenes:

cartucho-super-famicom-sin-modificar

cartucho-super-famicom-modificado

De esta forma, el cartucho modificado encajará perfectamente en la ranura de tu Super Nintendo… bueno, que encaje perfecto depende de tu pericia como escultor de cartuchos, pero si lo haces bien, podrás jugar juegos japoneses en tu SNES sin problemas 🙂

Conclusiones

Luego de analizar estas tres opciones, ¿cuál es la mejor? Bien, personalmente, te las recomiendo en el siguiente orden:

  1. Modificar la consola: Para mí, esta es la mejor opción. Generalmente, los Super Nintendo están a muy bajos precios (la consola sin caja, claro). Si eres coleccionista, de seguro puedes comprar un SNES en regular estado solo para modificarlo y así jugar juegos japoneses, con lo que podrás conservar tu consola de colección intacta. Además, la gran ventaja es que esta modificación se realiza solo una vez.
  2. Modificar los cartuchos: Si no te importan mucho tus juegos de Super Famicom (o, por lo menos, si te importan menos que tu consola), esta opción es para ti. Sin embargo, tiene la gran desventaja de que tendrás que modificar cada cartucho que compres, lo cual puede llegar a ser una verdadera lata.
  3. Usar adaptador: Aunque esta es, en realidad, la mejor opción de las tres, ya que tanto tu consola como tus juegos permanecen intactos, tiene el gran inconveniente de que es muy difícil de encontrar. Y si llegaras a encontrar alguno, de seguro su precio será muy alto, así que no la recomiendo porque no está al alcance de muchas personas.

Así llego al final de mi primer artículo útil. Espero que les haya sido de utilidad. Si fue así, compártanlo con sus amigos. De seguro a más de alguno le puede servir 🙂 ¡Hasta pronto!

URL corta: http://bit.ly/1KBHUbA  

URL copiada

La URL corta ha sido copiada al portapapeles y está lista para ser compartida 😁

Serie:
« Anterior Siguiente »

También te podría gustar...