Ahora en Radio MLN

play_circle_filled

De cuando me invitaron a una expo

En 2014, recibí una invitación para participar en una exposición de videojuegos, pero finalmente no asistí. ¿Por qué? Aquí cuento la historia.

Mi lado Nintendo y su extinta tienda de videojuegos pudieron llegar a ser muy famosos hace casi tres años. Solo tenía que hacer una cosa, una, y así miles de personas conocerían mi humilde negocio y, de paso, el blog bajo cuyo amparo este vio la luz. Pero no, no fue así, no hice esa única cosa que tenía que hacer, por lo que nada de eso ocurrió. Pero ¿qué era lo que tenía que hacer? ¿Y por qué no lo hice? ¿Y por qué hubiera sido famoso mi blog y su tiendita? ¿Y por qué no empiezo a contar la historia en vez de hacer tantas preguntas?

La invitación

Corría el año 2014, agosto el mes, cuando los productores de la Super Mega Expo, una exposición de videojuegos de aquí de la zona, me contactaron a través de Facebook, pues querían que yo participara en dicho evento1. Les pedí que nos comunicáramos vía e-mail, así que Juanito Pérez -uno de los organizadores del evento- me envió un correo electrónico el 20 de agosto contándome de qué se trataba todo y qué era lo que esperaban de mí.

Dentro de la feria habría muchas secciones, siendo dos de ellas el Área Retro -donde los asistentes a la exposición podrían jugar libremente muchos videojuegos de consolas de antaño- y el Área Comercial -donde se podría encontrar varios stands de tiendas del rubro ofreciendo sus productos-. Tendría la posibilidad de ver otras colecciones y compartir experiencias con otros jugadores.En el e-mail venía información sobre otras áreas más, pero solo me centraré en estas dos, pues eran las que me involucraban directamente. ¿Por qué? Porque el trato que me ofrecía Juanito era el siguiente:

  • Ellos me prestarían un stand para que yo pudiera ofrecer los juegos y accesorios que tenía en venta en la tienda del blog. Sí, no tendría que pagar nada por estar ahí, por lo que me ahorraría el arriendo del espacio, cuyo precio no era menor: $60.000 (USD 95) por m2 .
  • Yo, por mi parte, les prestaría a ellos mis consolas y juegos para así nutrir el Área Retro.

El trato sonaba muy interesante. Aparte de los beneficios que me ofrecían, tendría la posibilidad de ver otras colecciones de videojuegos y compartir experiencias con otros jugadores y coleccionistas. El Área Retro, según Juanito, iba a constar de unas 15 consolas antiguas (las mías más otras 6 u 8 que se había conseguido él) e iba a estar a cargo de un amigo suyo, que también coleccionaba. Todo sonaba genial.

Pero luego de analizarlo, y a medida que avanzaban las conversaciones, encontré algunos problemas que complicaban mi participación.

Pequeños detalles

Luego de leer el e-mail de presentación que me envió Juanito, yo le respondí el mismo día, indicando que tenía “varias consolas antiguas de Nintendo y juegos para que la gente pruebe (NES, SNES, GB, N64)” y que me interesaba mucho participar. Luego de unos días, el 1 de septiembre, le envié un e-mail detallando las consolas y los juegos que podría facilitarles.

El listado que le envié incluía casi 30 juegos y 6 consolas. Desde mi punto de vista, mi aporte iba a ser bastante significativo. Prácticamente, estaba dispuesto a llevar más o menos el 80% de la colección que tenía hasta esa fecha. Pero aunque esto representaba un gran esfuerzo de mi parte, me atraía mucho la idea de participar en una exposición de este tipo, así que no le veía mucho problema. Además, Juanito me respondió al correo con una frase muy cierta: la “Super Mega Expo puede ser una ventana muy potente para […] hacerte conocido en el rubro retro [con tu tienda]”. ¡Había una gran posibilidad de que Mi lado Nintendo Store se hiciera conocida en la región! Sin embargo, tal como indiqué en el subtítulo, comencé a encontrar algunos detalles que no me gustaron mucho.

En primer lugar, surgió el tema de la seguridad. Durante la exposición, yo estaría en mi stand, ofreciendo mis juegos y accesorios en venta. Entonces, ¿quién iba a estar cuidando de mis juegos y consolas? Eso me preocupó demasiado, puesto que me daba miedo de que la gente estropeara alguna consola o algún juego, o que lisa y llanamente me robaran algo (nunca faltan los amigos de lo ajeno). Y en segundo lugar, era necesario que yo estuviera presente los tres días que duraba la Super Mega Expo, lo cual era imposible.

¿No será mucho?

Finalmente, y luego de pensar en los riesgos, costos y beneficios de mi participación en la feria, le escribí a Juanito que iba a ser imposible para mí asistir los tres días, pero que sí podía llevar todas mis cosas a la última jornada del evento, es decir, el domingo. Su respuesta fue, a lo menos, curiosa: “[Contaba] con tus equipos para el Área Retro. ¿No podrías prestarlos [el viernes y el sábado]?“. Sí, Juanito quería que les facilitara ciegamente casi toda mi colección para que la tuvieran en la Super Mega Expo durante dos días sin mi supervisión, y a cambio me ofrecía publicidad a mi tienda en el sitio web y las redes sociales de la feria.

Sin embargo, la mayor desfachatez vino después: “Si gustas, los días anteriores cuida el Área un amigo tuyo“. A ver… no bastaba con que yo prestara casi toda mi colección de juegos para que fuera utilizada por cientos de personas durante tres días y sin que me brindaran garantías sobre su seguridad, llevándola al recinto yo mismo por mi cuenta y sin recibir nada a cambio más que un poco de publicidad para mi tienda. No, no era suficiente, sino que además, para suplir mi ausencia, un amigo mío tendría que ir a cuidar el Área Retro los días que yo no fuera. ¿Acaso no iba a estar su amigo coleccionista a cargo de dicha área de la feria? Es decir que yo tenía que facilitar mis consolas y juegos, ¿y además sería el encargado del Área Retro completa? Eso no me pareció nada justo, por decir lo menos.

Así que le escribí contándole que ningún amigo tenía la disponibilidad de estar dos días completos cuidando consolas en la Super Mega Expo, y que mi colección estaría donde yo estuviera. Es decir que yo tenía que facilitar mis consolas y juegos, ¿y además sería el encargado del Área Retro completa? Mi propuesta de estar el día domingo no le pareció bien, así que simplemente yo ya estaba fuera de la exposición. “Nos complica bastante a estas alturas, porque ya anunciamos [el Área Retro]“. Esa frase me hizo sospechar de que efectivamente yo iba a ser el Área Retro completa, pero luego recordé que iba a ir su amigo coleccionista y que ya tenían unas 6 u 8 consolas listas, así que desestimé mi suposición.

A esas alturas, quedaban dos meses para que se realizara la Super Mega Expo, así que le dije a Juanito que estaba seguro que podrían reemplazarme sin problemas. Después de todo, yo no tengo la mayor colección de videojuegos de mi ciudad ni de lejos.

De participante a visitante… o casi

Unos días antes de que comenzara la Super Mega Expo, se me ocurrió ir con mi primo Sebastián a jugar un poco en el Área Retro. A los dos nos gustan mucho los juegos de NES y pensé que sería entretenido probar juegos en una feria de ese tipo, con ese ambiente que no se encuentra en el living de una casa. Así que le dije de mi idea y aceptó de inmediato.

Entré al sitio web de la exposición para averiguar los precios de las entradas y otra información sobre el Área Retro, pero extrañamente no había nada sobre dicha sección de la feria. Vi el programa completo de los tres días, pero no había señales de la famosa área, así que me contacté con Juanito para preguntarle la razón. Su respuesta fue notable: “El Área Retro ya no existe, ya sabrás por qué“.

Esperen un momento. O sea que…

¡Mis sospechas eran ciertas: yo iba a ser el Área Retro completa! 😱 Todo eso del amigo coleccionista que iba a estar a cargo y de que tenían 6 u 8 consolas listas era mentira. Seguramente, me dijeron todo eso para entusiasmarme y convencerme de que llevara todo lo que necesitaban, solo para darme cuenta en el lugar de que yo iba a estar a cargo de todo.

Con eso, se canceló inmediatamente la visita a la Super Mega Expo. ¿Para qué ir, si lo que más nos interesaba ver era mi propia colección? 😜 Así que, al final, Sebastián fue a mi departamento a jugar conmigo Mario Kart 8, con mi colección de juegos y consolas en mis estantes, alejada del peligro que conlleva una exposición de ese estilo 😄 

Espero que les haya gustado este artículo y que se animen a comentar 😉 ¡Hasta la próxima, nintenderos!

Nota 1

No revelaré los nombres reales de la feria ni de sus organizadores por razones que serán muy evidentes para ustedes a medida que avanzan en su lectura. Este es el porqué de esos nombres tan llenos de imaginación y creatividad que verán en este artículo 😝

URL corta: http://bit.ly/2cBVySo  

URL copiada

La URL corta ha sido copiada al portapapeles y está lista para ser compartida 😁

Serie:
« Anterior Siguiente »

También te podría gustar...

  • Carlitos Abarzúa

    Casi famoso , no se si por el robo de todas tus cosas o por tener tus consolas retro, que pena que nunca lo sabremos , jajaja.

    • Jajaja ya me imagino me roban todo 😆 Buen despliegue de imaginación, como siempre 😄👍