Juegos de PC viejitos… pero nuevos

En esta breve historia les cuento mi compra de cuatro juegos viejos de PC por eBay. Mucha nostalgia.

¿QUÉ tal, nintenderos? Mientras se resuelve el último ¿A qué te suena?, vengo nuevamente al ataque con una historia más o menos breve. Resulta que en diciembre pasado me entró el bichito de comprar algunos juegos de PC a los que jugaba cuando era más joven, allá por el año 1999. Luego de buscar en eBay -y de vitrinear por unos días- encontré unos ejemplares más que llamativos, que para mí son verdaderos clásicos, los cuales compré todos juntos el mismo día, 29 de diciembre. Les invito a leer esta breve historia sobre mis nuevos jueguitos viejos.

Screamer (1995)

Este fue el primero de los cuatro juegos que compré ese día. Estaba completo, tal como se ve en la imagen de aquí abajo, y a un precio bastante razonable. Estaba a USD 5,03, y aunque el envío no salió tan barato, de todas maneras no fue un mal negocio. En total el juego me costó cerca de USD 10,5, unos $5.100. Vamos, que para la edad que tiene el juego, y para las condiciones en que está, creo que el precio fue justo. Obviamente, ya probé el juego y funciona excelentemente gracias a el genial DOSBox.

Screamer para PC completo.

Tal vez no es muy conocido, pero Screamer es divertido y, para su tiempo, tuvo unas gráficas bien buenas. Tiene un comentarista que te va diciendo cosas a medida que vas manejando. No sé cómo es que te habla, si tú estás en tu auto, aunque una teoría dice que va en el asiento del copiloto. A modo de dato curioso, en Screamer los autos nunca se vuelcan: chocan, dan vueltas por los aires, pero siempre caen “de pie”.

Screamer 2 (1996)

El segundo juego que compré fue Screamer 2, la secuela del anterior. El vendedor decía que el juego estaba nuevo y sellado, y en verdad era así, pero también fue genial que estuviera tan barato, incluso más que Screamer. Sin mentir, estaba a USD 1,17, y el envío a Chile salió por USD 6. En pesos chilenos sería algo como $3.500. O sea, la nada misma. El juego funciona totalmente bien, también gracias a DOSBox.

Screamer 2 para PC nuevo

Es cierto que quizás Screamer 2 no fue un juego ultra conocido, pero creo que fue el primer juego de carreras al que jugué en el súper PC que teníamos en ese tiempo (que en realidad era súper, no lo digo irónicamente). Con su Celeron de 300 MHz y sus 32 Mb de RAM, podía ejecutar Screamer 2 sin problemas… hasta que se quedaba pegado y la música seguía sonando, jajaja…

Actua Soccer (1995) y Moto Racer (1997)

Los últimos dos juegos que compré, y que curiosamente llegaron juntos, a pesar de que los compré a distintas personas, fueron los geniales Actua Soccer y Moto Racer. El primero venía nuevo y sellado, tal como el Screamer 2. Costó más o menos USD 12, unos $ 6.000, incluyendo el envío. Ahora bien, Moto Racer estaba al ridículo precio de USD 1. ¡Sí, un dólar! Y con el envío, el precio final fue de USD 5,4, es decir, apenas $ 2.600. Claro que este era solo el CD, nada más. Al menos el vendedor lo envío con una cajita protectora 🙂

Pero para comentarles mis impresiones sobre estos dos juegos, preparé un video, que es el primero de mi autoría que pongo aquí en el blog. Si gusta, quizás después haga más. Aquí está:

Mi primer video para Mi lado Nintendo. ¡Van a escuchar mi voz por primera vez! 😱 Y en alta definición, jajaja… 😜

¿Qué les pareció mi primer seudo-videoanálisis? ¿Conocían estos juegos? Ojalá alguien los conozca, así podrá comprender en cierta forma la emoción de tener de nuevo -y poder volver a jugar, claro- juegos clásicos de PC como estos 😁

Espero que se animen y así conversemos en la sección de comentarios 😄 ¡Y ojalá se resuelva pronto el último ¿A qué te suena?, jajaja! ¡Hasta pronto, nintenderos! 😃

URL corta: http://bit.ly/1P01AMt  

URL copiada

La URL corta ha sido copiada al portapapeles y está lista para ser compartida 😁

Serie:
« Anterior Siguiente »

Música de juegos mencionados en este artículo

Moto Racer

1997 | 3 temas

Screamer 2

1996 | 3 temas

Screamer

1995 | 3 temas

Actua Soccer

1995 | 2 temas

También te podría gustar...